¿Qué hacer en París cuando llueve?

Nuestras sugerencias de actividades por París, a organizar durante los días de lluvia

Couple devant Seine pluie

Llueve... ¡pero incluso bajo la lluvia, París tiene mucho que ofrecer! ¡Es la oportunidad de descubrir los tesoros de la capital desde una perspectiva diferente, y sin mojarse!

Disfrute, observando la lluvia desde uno de los salones de té Ladurée o Angelina, saboreando divina pastelería o macarons, en preciosos marcos Belle Epoque muy parisina. ¿Locos de chocolate? La tienda Lindt, en caso de lluvia, le ofrece de todo para pasar un delicioso momento gourmet.

¿Cómo tener la sensación de estar bajo el sol?

Ambiente tropical en los invernaderos tropicales del jardin d’Auteuil, que destilan tanto en verano como en invierno, un poco de calor y humedad, cuidando de las 6.000 especies vegetales que contienen. ¡Se le garantiza un buen cambio de ambiente con la colección de palmeras o aves exóticas! En el sur de París, los grandes invernaderos del Jardin des Plantes son el lugar ideal para caminar a través de las lianas, plátanos, helechos y orquídeas, imaginarse por los calientes desiertos de América, o darse una vuelta descubriendo las asombrosas plantas de Nueva Caledonia. Para una experiencia completa, el inmenso techo de cristal de la Grande Galerie de l’Evolution le permite observar muchos animales naturalizados y descubrir su entorno. Otra solución para no mojarse, es visitar el Aquarium tropical de la Porte Dorée, con su colección de 5000 animales, ¡incluyendo peces primitivos, peces eléctricos, tiburones pirañas o incluso cocodrilos!

¿Le apetece ir a la playa? ¡Todo es posible! La Sandfabrik es el lugar ideal para practicar vóley playa, rugby playa u otros deportes, en seco y sin lluvia, con los pies en la arena. Después del esfuerzo, la recompensa: viaje por las Seychelles con el restaurante Coco de Mer. Playa de arena, asientos de mimbre y delicias de la gastronomía de las Seychelles, ¡como si estuviera allí! Y para un ambiente veraniego, pastís, planchas de charcutería y petanca, los 3 restaurantes Chez Bouboule abren todos los días excepto los domingos.

¿Llueve, pero aún así le apetece disfrutar de una terraza? Nada más fácil, ya que existen muchas terrazas cubiertas por toda la capital. Empezando por Le Très Particulier, escondido en un remanso de verdor en medio del barrio de Montmartre, o a pocos pasos del Terrass' Hotel, con su vista icónica de todo París. El techo de cristal del restaurante l'Île, en Issy les Moulineaux, con sus cómodos sillones, es un lugar original para pasar un momento en seco con vistas a la isla Saint Germain. Más al este, el Pavillon Puebla, con su acogedor espacio, sus paredes de madera y su decoración étnica, también permite observar cómo caen las gotas, cómodamente instalado en su interior. En el quartier Latin, la Grande Mosquée de Paris es un pequeño remanso de tranquilidad en el centro de la ciudad. En su agradable interior, podrá disfrutar de deliciosos pasteles orientales con té a la menta, en el salón de estilo morisco, y completar la experiencia aprovechando del Baño Turco (sólo para mujeres).

Experiencias insólitas en un lugar seco

Le Manoir de Paris - Spectacle

¿Busca una experiencia extraordinaria? Visite Deyrolle, templo de la taxidermia y sin duda uno de los lugares más sorprendentes de la capital. En familia o con amigos, FlyView es una experiencia inmersiva para descubrir París desde el cielo, en un simulador de vuelo. Y si le apasiona el mundo de la aviación, Flight Experience Paris es la réplica exacta de un Boeing 737. Para los aficionados de mundo virtual, eche un vistazo a VirtualTime Châtelet-MontorgueilVirtualTime Bastille-République, que ofrece experiencias de realidad virtual de última generación, y para un escape game único.

Y para tener escalofríos, dese una vuelta por el Manoir de Paris, una enorme mansión de 23 habitaciones, donde podrá redescubrir las leyendas parisinas más aterradoras, como el fantasma de la ópera, el asesino a sueldo de los Médicis, o el panadero sangriento. El templo del miedo también ofrece un juego de evasión, el Skeleton Key, parecido a los innumerables escape games que se pueden descubrir por toda la capital. Para descubrir todavía más la capital sin mojarse, ¡descubra los bastidores de los monumentos de París! ¡Acompañado por un guía, descubrirá todos los escondijos de la Ópera Garnier, de la Philharmonie de Paris, del Stade de France, del Printemps Haussmann, del Crazy Horse y muchos más!

Más información sobre los  escape games

Passage du Grand-Cerf intérieur 1

Cuando llueve, también se puede pasear por algunos de los treinta pasajes cubiertos que el barón Haussmann no destrozó en el 2° distrito, o visitar las catacumbas de París y rendir homenaje a los personajes históricos que albergan, como Rabelais, Racine, Blaise Pascal, Montesquieu, los hermanos Perrault, Danton o Robespierre. Otra opción subterránea es visitar el musée des égouts de Paris (museo del alcantarillado de París, cerrado hasta el 2020) para descubrir toda una red subterránea cuyas primeras estructuras de saneamiento son del siglo XIII.

Más información sobre actividades insólitas

¿Y con los niños?

Cité des sciences et de l'industrie, Paris - Jeux enfants © V Castro

¿Llueve y los niños quieren salir? ¡No pasa nada! París está lleno de lugares a descubrir en familias. Para almorzar con los niños, la capital cuenta con numerosos lugares, empezando por la Casa Luca, con sus deliciosos brunches italianos, y el Atelier des P'tits Chefs, donde los niños aprenden a cocinar deliciosas pizzas. Situado en l’île de La Jatte, el Café La Jatte es el lugar ideal para saborear clásicos de la cocina italiana en un marco excepcional, bajo un falso esqueleto de dinosaurio. Todos los domingos por la tarde, se organizan talleres creativos para los niños: creación de huevos de dragón, taller de máscaras de gato, taller de coronas de Frozen... ¡hay para todos los gustos!

¿Prefiere la cocina asiática? En Hey, el restaurante está dividido en dos partes, la zona para padres y la zona de ocio con muchas atracciones para los niños, todo ello bajo la supervisión de los más mayores. Para pasear, La REcyclerie, Ground Control o en el Comptoir Général, tres lugares donde se juntan rincones de comida, mercadillos, expos, talleres de bricolaje, teatros, conciertos, entretenimiento infantil, venta de ropa de segunda, etc., y todo en un estiloso y familiar ambiente.

¿Listo para momentos gourmet en el River Café? Todos los sábados y domingos por la tarde, los más pequeños pueden almorzar y participar en actividades como la pesca, maquillaje, espectáculos y talleres, mientras los padres pueden relajarse junto a un agradable fuego de leña y un buen plato a orillas del Sena.

Para los más pequeños, Fan de Carotte es la primera tienda de comestibles para familias. Podrá saborear productos frescos y orgánicos del mercado, mientras sus bebés disfrutan de potitos caseros. Aquí, los niños son reyes y pueden participar en talleres y lúdicas guarderías. En el distrito 15, todo es posible en la tienda- café Mombini, donde futuros o jóvenes padres pueden seguir talleres o actividades de iniciación, como aprender a masajear a su bebé, después de haberse relajado en la cafetería. Para los niños más grandes, también existe un área de juego disponible. Un lugar imprescindible para las familias, ¡y por supuesto sin mojarse!

Hall du Centre Pompidou, Paris

¿Prefiere los museos? El Musée en Herbe acoge exposiciones para niños pequeños y mayores de 3 a 103 años, donde los visitantes son héroes, así como talleres para niños de 2 años ½ a 4 años ½, y talleres para adultos de 5 a 12 años. En La Villette, la Cité des Enfants es el templo para niños de 2 a 7 años, donde se les dedica un inmenso espacio sobre los temas: Me descubro a mí mismo, Sé hacer, Me sitúo, Experimento y Todos juntos.

Justo delante de la Torre Eiffel, además de tener una preciosa vista, encontrará un museo que atrae especialmente a los niños: el musée de l'Homme. Altamente interactivo, es ideal para los curiosos de todas las edades, con sus escondites, juegos de diferencias y mini películas para aprender más sobre la evolución del hombre. El Centre Pompidou también acoge a las familias con actividades lúdicas sobre el tema del arte. Por último, un gran clásico parisino, el musée Grévin le encantará a toda la familia, con sus estatuas de cera de famosos. La oportunidad ideal para tomar fotos con sus ídolos, sin mojarse.