Le Lutetia

Idealmente situado en pleno centro del barrio de Saint-Germain-des-Prés (distrito 6), el palace Le Lutetia es una oda al elegante arte de vivir de la Ribera Izquierda.

Hôtel Lutetia - Penthouse Saint-Germain vue terrasse, Paris

Situado a pocos pasos del prestigioso Bon Marché, en el mítico barrio de Saint-Germain-des-Prés, Le Lutetia goza desde su inauguración en 1910, de un aura especial con su característico estilo Art Decó.

Recientemente renovado, el hotel reabrió en el verano del 2018. Detrás de su reconocible fachada, clasificada como Monumento Histórico, Le Lutetia cuenta con 184 habitaciones, incluyendo 49 suites. Materiales nobles, cuartos de baño en mármol blanco, accesorios con firmas lujosas como cojines Hermès o apliques en cristal de Murano...

Aquí, cada detalle está meticulosamente escogido y seleccionado para ofrecer una experiencia única a sus huéspedes. Las 8 suites Signature y Penthouse también ofrecen una vista impresionante de la Ciudad de la Luz... ¡y de la Torre Eiffel!


Un palace amado por los parisinos


Hôtel Lutetia - Patio, Paris

Le Lutecia puede disfrutarse día y noche, en un ambiente privado o profesional, tanto para los turistas como para los locales. De hecho, el hotel ha ocupado siempre un lugar especial en la vida de los parisinos, en particular gracias a sus tres restaurantes que deleitan a los gourmets, desde el desayuno hasta la cena, incluyendo el almuerzo y la hora del té.

Así, la Brasserie Lutetia ofrece una refinada y sabrosa cocina bistronómica en un marco donde se combinan hábilmente Art Deco y Art Nouveau.

El restaurante gastronómico Le Saint-Germain ofrece clásicos revisitados por el chef Benjamin Brial bajo un majestuoso techo de cristal. En cuanto al invernadero, está dedicado al arte del desayuno con un excepcional buffet servido todas las mañanas, y un brunch los fines de semana.

Durante su siglo de existencia, el palace ha acogido a muchos invitados de prestigio - políticos, artistas, escritores, músicos... - que han escrito la historia del lugar, y a muchos más, en los dos bares del Lutetia (en el acogedor Joséphine o en el marco intimista del Aristide) y en los 5 salones de recepción.

A lo largo del día, no hay que dudar en disfrutar de los patios del hotel para un relajante descanso en un entorno verde.

Finalmente, el hotel esconde un secreto bien guardado: Akasha, su área de bienestar de 700 m², donde los huéspedes y visitantes pueden disfrutar de los tratamientos de Aromaterapia Asociados o de Carita, un espacio de fitness, un salón de belleza, y una piscina de 17 metros coronada por un tragaluz.