Disfruta de sabores gracias a los artesanos parisinos

París está orgullosa de sus artesanos. Pastelería, quesos, chocolates, helados, déjate tentar por la excelencia

París es la capital mundial de la gastronomía, y también de lo artesano. La artesanía alimentaria ocupa un lugar importante entre los restaurantes parisinos, desde los negocios familiares instalados en sus barrios hasta nuevos conceptos, he aquí algunos bonitos (y sabrosos) lugares. 

Panaderos y pasteleros

Par gourmandise - Patisserie  © Benoit Porteboeuf Flickr DR

¡En la rue Yves Toudic, en el distrito 10, existe una panadería desde 1875! En 2020, Christophe creó aquí "du Pain et des Idées", donde trabaja según los métodos tradicionales: transformación de materias primas y técnicas ancestrales garantizan un pan y una bollería deliciosa, ¡así como el famoso "pain des amis"!

Ten cuidado al entrar en la pastelería "Emma Duvéré", ¡puede que no vuelvas a salir! Las puertas se abren desde el desayuno hasta la cena, incluyendo el brunch, el almuerzo y la merienda... Emma y su equipo lo hacen todo en el momento, en un simpático ambiente, y con el laboratorio abierto, lo que permite ver la elaboración de los financiers, cheesecakes o el ‘gâteau de mamie’ (tarta de la abuela) ...

A la Boulangerie Pajol le encanta el pan, ¡el auténtico! Aquí no encontrarás clásicas baguettes, sino panes tan generosos como variados, elaborados con levadura totalmente natural, harinas cuidadosamente seleccionadas y diferentes cereales comprados directamente a los agricultores. En resumen, para una panadería a la antigua, vete a la rue Philippe de Girard, en el distrito 18.

Heladeros

En la rue Mouffetard y en la rue des Lombards se encuentran las tiendas "Gelati Alberto", donde los heladeros han pasado de padre a hijo durante tres generaciones. Elaborados cotidianamente de forma artesanal, estos sorprendentes helados con forma de flor combinan sabores clásicos y atrevidos, como la violeta, las palomitas o el vodka red-bull.

"Fabien Foenix" lleva 34 años deleitando a los transeúntes en la Porte de Champerret. Sorbetes y helados para saborear en forma de entremets (pasteles helados), fours secs (galletitas secas), tarrinas para llevar, o troncos congelados son el resultado de sus numerosos viajes y de su talento. Los primeros le han permitido manipular a la perfección sabores como la vainilla de Madagascar o el pistacho de Sicilia, mientras sigue afinando los segundos cada día en su trastienda.

Para disfrutar de un yogur helado artesanal, vete a "Chacun ses goûts", en la rue Montorgueil, una original tienda fundada por tres amigos del colegio que dejan que los clientes combinen su propio postre helado. Cada uno elige entre una amplia gama de productos frescos y sabores de helado y yogur, y luego dosifica su creación a su gusto.

 

Los Chocolateros

En pleno centro del distrito 14, se encuentra una chocolatería artesanal que sabe compartir su experiencia. Carine dirige "Mon Jardin Chocolaté", una tienda donde se imaginan y crean recetas originales a base de semillas de calabaza, té de jazmín o quinoa inflada, y donde se organizan talleres de iniciación para que todo el mundo aprenda a hacer chocolate artesanal.

"Le Comptoir du Cacao" cuenta con 20 años de experiencia en la elaboración de chocolate artesanal y ha ganado dos premios en el Salon du Chocolat de Paris. Una tradición y experiencia familiar que se transmite en la pura tradición de los maestros chocolateros y que utiliza materias primas francesas: crêpe dentelle de Bretaña, nougatine de Calais, frutas confitadas de Clermont-Ferrand... A descubrir en sus tiendas de los distritos 16 y 18.

Con la chocolatería "Edwart", su creador Edwin ha puesto París y su diversidad en el centro de su trabajo: es en esta ciudad-jungla que el artesano descubrió ingredientes tan exóticos como desconocidos, como la corteza de Combawa o la pimienta de Tasmania, y se ha inspirado en ellos para sus creaciones. No es de extrañar que el New York Times lo haya colocado entre los 10 mejores chocolateros parisinos.

Queseros y lecheros 

En Montmartre, encontrarás dos tiendas de la quesería "Chez Virginie", dos guaridas en las que se pueden descubrir magníficos quesos de granjas provenientes de micro producciones hechas con leche cruda, todos ellos madurados en sus propias bodegas. Las tiendas también tienen una sección de delicatessen y vinos, un conjunto de productos raros que varían con las estaciones.

Si hubiera un premio a la amabilidad, sería para la "Crèmerie Delacour" del distrito 8. El personal es tan profesional como apasionado por su trabajo, y se toma el tiempo necesario para ayudar los clientes a elegir entre una amplia gama de quesos locales, o entre productos delicatessen bien surtidos.

La "laiterie Gilbert", presente en los distritos 9 y 14, combina más de 70 años de experiencia en la lechería, con el dinamismo de jóvenes que se han hecho cargo de las tiendas. Se ofrecen más de 80 quesos en bandejas (entre ellos un excelente Morbier y otro con trufas) y se pueden complementar con embutidos.

En cuanto a los últimos premios de la capital, se entregaron a la panadería "les Saveurs de Pierre Demours" por la mejor baguette, a la "laiterie de la Chapelle" por su etiqueta "fabriqué à Paris", a Quentin Lechat, del hotel Novotel aux Halles, para el Gran Premio de la pastelería, y, para terminar, a la panadería-pastelería vegetariana "JUS", la carnicería "Viande & Chef", el bar de brioches "BAB", la pescadería "poisson" y la lechería "Fernin" por la calidad de su proyecto.