París romántico

Montmartre, fuente Médicis, mansiones del barrio del Marais... Un paseo con temática romántica

Este día empieza en la plaza Abbesses, en Montmartre: ideal para un desayuno muy parisino antes de admirar las vistas desde el Sacré-Cœur. A su ritmo baje por la calle Martyrs, llena de tiendas preciosas, hasta el barrio de Saint-Georges, donde se encuentra el Museo de la Vida Romántica… ¡por supuesto! A continuación acérquese en metro o autobús al Jardín de Luxemburgo, un lugar idóneo para declararse sin tapujos bajo los árboles de la espléndida fuente Médicis. A continuación se impone una visita al Marais, uno de los barrios más antiguos de la ciudad: hoteles particulares, el museo Picasso, las tiendas de creadores, rincones secretos (como el Carreau du Temple) y la tranquilidad de la Place des Vosges le esperan. Si la magia del barrio surte efecto, quédese a cenar allí mismo, pero si lo prefiere, ríndase al gran clásico del París romántico: una cena a la luz de las velas a la orilla del Sena.

1 La basílica del Sacré cœur

Basilique du Sacré Coeur, Paris © OTCP - Amélie Dupont

En 1873, la Asemblea Nacional votó la construcción de una basílica dedicada a la adoración perpetual del corazón sagrado, el la loma de Montmartre. El sitio fue escogido por su altitud (127 metros) pero también por su simbólica : esta colina había sido sanctificada mucho tiempo antes por el martirio de Santo Denis, y luego « mancillada » por las exacciones de la Comuna en 1870. Por causa de muchos problemas, controversas y carreras subterraneas, que fueron llenadas con 83 pilares enterrados, las obras de esta construcción reaccionaria duraron 40 años. Estos esfuerzos fueron recompensados. Visto desde abajo, sus conturnos romano-bizantinos evocan un derroche de nata batida sobre jardines en terrazas : el verde y el blanco alternan con porciones de azul. Desde arriba, desde las escaleras, y aún más desde la cúpula, la vista es prodigiosa.

2 Rue des Martyrs

Rue des Martyrs, Paris © DR

Situada entre los distritos 9 y 18, la rue des Martyrs es una de las calles más comerciantes del barrio de Pigalle. Uniendo la Iglesia Notre-Dame de Lorette y el Sacré Coeur, supo, a pesar de los años, conservar su viejo encanto acogiendo comercios tradicionales, numerosos cafés típicamente parisinos, bares animados, cabarets y la sala de conciertos histórica "Le Divan du Monde". Todo el extravagante y coloreado encanto del distrito 18 concentrado en una sola calle...

3 El Museo de la Vida Romántica

Musée de la Vie Romantique, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Una alameda bordeada con árboles, un jardín rectangular lleno de flores, un pequeño hotel lejos del ruido : aquí vivió el pintor e esculptor Ary Scheffer de 1830 a 1858. Delacroix, George Sand, Chopin eran sus vecinos, y todos los intelectuales y artístas de París (Liszt, Rossini, Tourgueniev, Dickens…) acudían a este salón taller. Hoy en día, de cuarto en cuarto, estará acompañado por Chopin al piano, encontrará Georges Sand y los cuadros de Ary Scheffer y de sus contemporáneos.

4 Jardín y museo del Luxembourg

Jardin du Luxembourg, Paris © Thinkstock

Los niños lo adoran por sus caballos de madera, sus veleros que uno empuja con una caña sobre el gran estanque, sus stands de golosinas, su teatro de marionetas, sus poneys... Algunas personas ponen sus caballetes para pintar o su juego de ajedrez, otros sus sueños, su cuaderno de notas, su ordenador. En las sillas de hierro forjado, se hacen siestas deliciosas a los pies de las damas de Francia, que forman una ronda de estatuas. ¿Marie de Medicis habría imaginado un éxito tan grande cuando ella encargo la realización del palacio y del jardín? La viuda de Henri IV deseaba reencontrar un poco de su Florencia natal. De la gruta a la italiana que ella hizo construir en 1630 queda la fuente de Medicis con sus nichos y sus náyades. El palacio se ha transformado en la sede del Senado. El administra el jardín y el museo, donde se hacen exposiciones centradas sobre el arte moderno y el Renacimiento, por supuesto, en memoria de la reina florentina.

5 Museo Picasso

Hôtel Salé, Musée Picasso, Paris

Acabado en 1659, el palacete, que resguarda el museo, ha conservado su sobrenombre de Salé en memoria del gusto ostentoso de su primer dueño, quién se enriqueció percibiendo el impuesto a la sal. Detrás de su fachada monumental, se admira una colección única de obras de Picasso que reúne sus obras como pintor, asi como de escultor, grabador y dibujante. Una inmersión fascinante en el universo del artista.

6 Plaza de los Vosgos

Place des Vosges, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Intacta. Desde su construcción ordenada por Henri IV en 1604, la antigua plaza Real fué milagrosamente preservada. Los treinta y seis pabellones que la enmarcan presentan hoy día la el mismo conjunto armonioso que a sus orígenes: Fachadas de ladrillos, aticos de tejas a la francesa y planta baja formada por una galería de arcadas para pasear. Algunos mosqueteros del rey y estaríais transportados a una película de capa y espada...o de vuelta al fastuoso carrousel que inauguró la plaza en 1612, con ocasión de la boda de Louis XIII y Ana de Austria.

7 Plaza des Abbesses

Place des Abbesses, Paris © OTCP - Marc Bertrand

Existen muchas cosas interesantes para ver en la place des Abbesses : la boca de metro diseñada por Hector Guimard, el tiovivo, las farolas de hierro fundido y la fuente Wallace… También se puede observar, en la plazoleta Jéhan-Rictus siempre llena de crios, una pared, obra diseñada en lava esmaltada, cubierta por declaraciones de “Te quiero” en 311 idiomas.