Otro París

De la Villette hasta la biblioteca François Mitterrand: paseo para descubrir un París diferente y desconocido

Salga desde La Villette rumbo a la Ciudad de las Ciencias para explorar sus exposiciones y espacios interactivos. Después de haber satisfecho la curiosidad de sus neuronas, nada mejor que un paseo a lo largo del Canal Saint-Martin para apreciar un antiguo barrio popular que está muy de moda. Las orillas están repletas de simpáticos restaurantes donde podrá comer. Desde la plaza de la République, situada unpoco más abajo, llegará a Beaubourg, a unas pocas estaciones de metro, donde quedará por visitar la última exposición ineludible. A continuación, deguste el encanto único de las orillas del Sena paseando hasta el Instituto del Mundo Árabe y, un poco más lejos, acabe el día cenando junto al agua, en el nuevo barrio ultramoderno de la Gran Biblioteca.

1 Cité de las Ciencias y la Industria – La Villette

Cité des Sciences et de l'Industrie © OTCP - Marc Bernard

Este gigante futurista rodeado de agua alberga, detrás de sus paredes de cristal y acero, mil actividades que divulgan ciencias y técnicas de forma lúdica. Conferencias, acuario, cine en relieve, ciudades infantiles, de talleres, de la salud, exposiciones, mediateca, planetario, talleres...: difícil de descubrir todo de una vez.

2 Paseo del canal Saint-Martin

Bateau-mouche, Canal Saint-Martin, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Condenado a desaparecer a principios de los años 70, época en la cual el Presidente Pompidou pensaba reemplazarlo por una autopista urbana de cuatro vías, ¡el canal Saint-Martin ha tenido la suerte de ser conservado! Hoy en día, el canal ofrece un marco bucólico a los numerosos paseantes que vienen a descansar.

3 A dos pasos de la República

Ave Maria restaurante, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Calle Oberkampf, calle Saint-Maur, al cruce tumultuoso de las dos o también calle Jean-Pierre-Timbaud, son innumerables las grandes tabernas repletas con aires de artistas andrajosos, las escenas y los mini cafés del mundo entero, igual de repletos. Es que las hay, en ese lugar, tendencias, ritmos y pequeñas delicias pigmentadas para picar, sorber, silbotear y mezclar hasta el fin de la noche.

4 El Centre Pompidou, arquetipo de la modernidad

Centre Georges Pompidou, Paris © Thinkstock

En medio de París, en el barrio del Marais, el Centre Pompidou, fue inaugurado en el 1977, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura moderna en París. Muy avanzada para su época (incluso demasiado), ¡su edificación fue bastante escandalosa durante los años 70! Rompiendo con los esquemas de la estética museística de la época, «Beaubourg» marca un hito en la historia de los museos tradicionales. Aquí, los arquitectos Richard Rogers y Renzo Piano querían romper con la solemnidad de las instituciones culturales del momento: vestido con colores vivos, exhibiendo estructuras visibles (como los grandes tubos exteriores: verdes para el agua, azules para la ventilación o amarillos para la electricidad), ofreciendo una transparencia que deja entrever todo los que pasa en el interior, el Centre Pompidou se impone como un espacio de vida, de comunicación e intercambio, lúdico y accesible, donde no se sacraliza el arte.

5 Institut du monde arabe

Institut du Monde Arabe © OTCP - DR

La civilización arabo-islámica tiene, desde 1987, su magnífico edificio de vidrio y acero diseñado por Jean Nouvel y Architecture Studio en el centro de París. Detrás de celosías móbiles que se abren en función de la luz del sol, se asocian la tradición y la tecnología. Una suavidad oriental ultramoderna emana del museo, de las salas de exposición, del auditorio, de la biblioteca y mediateca para jóvenes, del centro de idioma, de la libreria, del restaurante y del café literario. Se pueden saborear exposiciones temporales, té con menta y cuernos de gazela, conciertes, bailes y cinema, conferencias y talleres artísticos…

6 La BnF, la cultura en primer plano

Bibliothèque Nationale de France © OTCP - David Lefranc

Dirección el sureste de la capital, por el barrio Tolbiac, en pleno centro del distrito 13. Aquí se encuentra desde el 1995, la majestuosa Bibliothèque Nationale François Mitterrand, qua acoge una parte de la colecciones de la «histórica» Bibliothèque Nationale, rue de Richelieu. Diseñada por el arquitecto francés Dominique Perrault, esta gran dama celebró su vigésimo aniversario en marzo pasado. El edificio posee una estética sobria y minimalista, siguiendo la tendencia del «less is more» («Menos es más») del famoso arquitecto alemán Mies van der Rohe. El edificio consiste en cuatro torres angulares en forma de libros abiertos: ¡bonita imagen para una biblioteca! El vacío también ocupa un papel muy importante: las torres, sin protección de rejas o muros, dan directamente sobre una explanada accesible a todos, y se encuentran al alcance de la mano. En cuanto al vacío del espacio interior, está ocupado por un precioso jardín. A continuación de la Bnf, un nuevo barrio parisino se ha ido desarrollando, por ambas partes del Sena, gracias a la passerelle Simone de Beauvoir (Feichtinger, 2006).