Algunas sugerencias para conocer mejor París

El Instituto del Mundo Árabe, el canal Saint-Martin, el Museo de la Orangerie, la Gran Mezquita…

Con cada estación, París presenta un nuevo rostro. Los barrios y los sitios menos conocidos, las exposiciones más recientes… Descubra lugares y paseos no tan turísticos... El pase Paris Museum Pass facilitará su fin de semana y le abrirá las puertas de 60 sitios y monumentos para descubrir durante su estancia en la capital. Lo más difícil será elegir…

Primer día

 ¿Por qué no empezar por la Ciudad de la Arquitectura y del Patrimonio, y seguir, a dos pasos de allí, por el Museo de Arte Moderno? La terraza del café es ideal para almorzar. Después, dirección el Noreste de París para un crucero por el Canal Saint-Martin con Canauxrama o un paseo en barco eléctrico con Marin d'eau douce. A la hora del aperitivo, instálese en Chez Prune, y no dude en hacer un picnic a orillas del Sena. En este barrio de moda, los parisinos conversan, cantan y bailan junto al río, y pueden pasarse horas debatiendo y tratando de cambiar el mundo.

El segundo día

Tendrá que seguir eligiendo… Por ejemplo, puede empezar por ir a contemplar Les Nymphéas de Monet en el Museo de la Orangerie, antes de caminar por el Jardín de Tullerías hasta el Museo de Artes Decorativas. No se pierda la oportunidad de hacer una pausa para comer en su restaurante: Le Saut du Loup.

Por la tarde, ponga rumbo al sur. El Jardin des Plantes, sus invernaderos y su zoológico deslumbrarán a niños y grandes. No muy lejos de allí se encuentra la Gran Mezquita de París; en su salón de té podrá disfrutar de los sabrosos dulces árabes y de un té de menta. Para no cambiar de tema, visite el museo del Instituto del Mundo Árabe y cene en el restaurante situado en la última planta, Le Zyriab, desde donde las vistas son sencillamente mágicas.

Si después de la cena se le despiertan las ganas de bailar, acérquese al Batofar (un barco faro transformado) o al festival “Paris Danses en Seine”, que tiene lugar durante todo el verano, al aire libre, en el muelle Saint-Bernard.

Tercer día

Sería una pena irse de París sin haber visitado la Casa Europea de Fotografía y el Museo Carnavalet, en el barrio del Marais. Una excelente oportunidad para volver a deambular por este barrio lleno de sorpresas y para almorzar en la rue des Rosiers, en L’As du Fallafel.

Para terminar su fin de semana en París, elija una visita guiada no convencional: teatralizada, en bicicleta, en patines, en un viejo Citroën 2CV descapotable… ¡Todo es posible!

MAM como Musée d’Art moderne de la Ville de Paris

Musée d'Art moderne de la Ville de Paris © OTCP - Amélie Dupont

Pinturas, esculturas, instalaciones, fotografías, vídeos… En su edificio monumental, cercano a la Torre Eiffel, el Museo de Arte Moderno de la ciudad de París rinde homenaje a todas las formas creativas contemporáneas. Con más de 8 000 obras, su colección permanente, de acceso gratuito, presenta a las grandes figuras del siglo XX (Picasso, Delaunay, Matisse, Giacometti, Braque, Klein…) y las mayores corrientes artísticas de todo el siglo.

Las exposiciones temporarias son igualmente interesantes. Todo ello, junto con la terraza del café restaurante, hace del MAM uno de los museos preferidos de los parisinos.

Y si, después de la visita, aún tiene sed de conocimiento de la creación contemporánea, no se pierda el Palais de Tokyo, en el ala occidental del edificio.

Más información sobre Musée d'Art Moderne de la ville de Paris

Museo de la Orangerie: el templo de LesNymphéas

Musée de l'Orangerie - Salle des Nymphéas, Paris © Sophie Boegly

Penetre en este remanso de paz, en el extremo del Jardín de Tullerías, junto a la plaza de la Concorde. Monumentales e íntimas a la vez, las pinturas de Los nenúfares de Claude Monet han encontrado un lugar a su medida, en 2006, en las salas ovaladas del Museo de la Orangerie. El proyecto alocado de un pintor que pretendía explorar todas las variaciones de la luz en su jardín de Giverny y la belleza evanescente de estos nenúfares invitan al visitante a una contemplación hedonista.

Además de este retiro fuera del tiempo, el museo acoge asimismo exposiciones temporarias de gran calidad y una colección que abarca numerosas obras maestras del arte moderno, de Renoir a Picasso.

Más información sobre Musée de l'Orangerie


Jardín de Tullerías: una galería de arte a cielo abierto

Jardin des Tuileries, Paris © OTCP - David Lefranc

Inaugurado en 1564, este jardín fue remodelado en 1664 por Le Nôtre, que lo convirtió en una obra cumbre del paisajismo a la francesa. Se extiende desde el arco del Carrousel du Louvre hasta la plaza de la Concorde, sobre una superficie de 25,5 hectáreas salpicada de obras de arte maravillosas: esculturas de Maillol en un laberinto de vegetación, grandes fuentes de mármol blanco, fuentes más pequeñas, parterres y macizos de flores, estatuas y obras contemporáneas.

Las grandes sendas plantadas con castaños y tilos cobijan a los paseantes y a las personas que desean practicar jogging. Varios cafés al aire libre invitan a relajarse y a tomar el fresco. Juegos y paseos en ponis alegrarán a los más pequeños

Al extremo de las largas terrazas que bordean el jardín se levanta el pabellón del Museo de la Orangerie y el pabellón del Museo del Jeu de Paume, hoy convertido en centro artístico dedicado a la imagen.

Más información sobre Jardin des Tuileries

Entre el Louvre y las Tullerías, el Museo de Artes Decorativas

Musée des Arts décoratifs, Paris © OTCP - Marc Bertrand

Instalado en un ala magníficamente restaurada del Palacio del Louvre, este museo presenta una de las colecciones más importantes de artes decorativas del mundo. En él se exhiben las artes de todas las épocas, del Medioevo a la época contemporánea, del gótico al Art Nouveau.

Una reconstrucción del apartamento de Jeanne Lanvin y otras 150 000 obras invitan a soñar: obras gráficas, joyas, juguetes, cerámicas, muebles…

El restaurante del museo, con su nombre evocador “Le saut du Loup” (es decir, el salto del lobo), propone platos tan elegantes como las obras de exposición y ello, además, con unas vistas espléndidas al Jardín de Tullerías.

Más información sobre Arts Décoratifs

Jardin des Plantes: entre botánica y otras ciencias naturales

Jardin des Plantes, Paris © OTCP - Marc Bertrand

Desde su fundación, el “Jardín real de plantas medicinales” estuvo abierto al público. Cuatro siglos más tarde, este lugar provisto de un patrimonio excepcional, sigue siendo uno de los paseos preferidos de los amantes de París.

Once jardines temáticos sabiamente acondicionados se ofrecen a los paseantes, que podrán admirar parterres de flores y árboles centenarios. El Jardin des Plantes reúne, además, unos invernaderos restaurados magistralmente, la Gran Galería de la Evolución, el Museo Nacional de Historia Natural, las Galerías de Paleontología, Anatomía Comparada, Mineralogía y Geología, ¡y hasta un zoológico.

Más información sobre Jardin des Plantes

Ménagerie du Jardin des Plantes: ¡qué zoo!

Musée National d'Histoire Naturelle - Ménagerie - Panthère Chine - Paris - © MNHM F.G. Grandin

El jardín zoológico del Jardin des Plantes fue inaugurado en 1794 y es uno de los más antiguos del mundo. Sus edificios están inscritos en la lista del patrimonio nacional dado que la fosa de los osos, la rotonda, la galería de reptiles y la gran pajarera datan del siglo XIX, mientras que el terrario, la jaula de los monos y la jaula de las fieras son de estilo Art Déco.

El zoológico cuenta en la actualidad con 1 800 animales de 200 especies: mamíferos, aves, reptiles, anfibios, insectos… Muchas especies amenazadas encuentran protección en él. Aunque parezca mentira, en París se pueden encontrar pandas rojos, panteras de las nieves y tortugas de las islas Seychelles…

Más información sobre Ménagerie du Jardin des Plantes

La Gran Mezquita: un oasis árabe en París

Grande Mosquée de Paris © Paris Tourist Office - Photographe Amélie Dupont

Este edificio de estilo hispano-morisco, inaugurado en 1926, se inspira en la mezquita de El-Qaraouiyyin de Fez. Su minarete de 33 metros de altura, su gran puerta decorada con motivos florales y toda su ornamentación son obra de artesanos venidos del norte de África.

Si bien las salas de oración están reservadas a la práctica del culto, el resto de la mezquita acoge a los visitantes todos los días de la semana, excepto el viernes. El hamam es tan ineludible como el té de menta, los lukums y los demás dulces con los que podrá deleitarse tanto en el patio arbolado como dentro del salón de té. Un restaurante ofrece tajines, couscous y otras especialidades para regalar el paladar.

Más información sobre Mosquée de Paris

Instituto del Mundo Árabe: arte y cultura a orillas del Sena

Institut du Monde Arabe - Facade sud, Paris © Fessy

Alojado en el edificio diseñado por el arquitecto Jean Nouvel, en 1987 el IMA abre las puertas de un museo, en torno al cual ha desplegado una programación que abarca todos los ámbitos de las artes y la cultura del mundo árabe: música, cinematografía, danza, artes plásticas, fotografía, etc. Después de tres años de remodelación, a partir de 2012 los nuevos espacios de exposición ofrecen un escenario aún mejor para las 560 obras, repartidas en cuatro plantas.

Tras contemplar bronces, cerámicas, textiles, iluminaciones, objetos de madera o científicos, podrá disfrutar de la gastronomía libanesa en el restaurante Le Zyriab, muy apreciado por el público. Situado en la 9ª planta del edificio, el restaurante ofrece una vista sobrecogedora de París.

Más información sobre Institut du Monde Arabe

Batofar: cultura urbana y fiesta en las aguas del Sena

Batofar, Paris © Nicky Bouwmeester

Bienvenido a uno de los últimos ejemplares existentes de barcos faro. Construida en 1955 para surcar las aguas de las costas irlandesas, esta embarcación de 300 m2 flotantes se encuentra ahora amarrada el puerto de la Gare. 

A bordo le esperarán una terraza calefaccionada sobre el Sena, un restaurante para 70 comensales y una sala de espectáculos, conciertos y baile de 75 m2, en la que se organizan alrededor de 250 eventos cada año.

Música contemporánea y arte digital comparten escenario con la danza, las artes plásticas y sesiones de slam, todo ello acompañado por deliciosos cocteles. De mayo a septiembre, Batofar transforma el muelle al que está amarrado en playa musical, con bar y restaurante.

Más información sobre Batofar

Casa Europea de la Fotografía: la fotografía por encima de todo

Maison européenne de la photographie, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Instalada desde 1996 en el elegante palacete Hénault de Cantobre, que data de 1706, la Maison Européenne de la Photographie (MEP) consagra cada año unas veinte exposiciones a artistas de todas las categorías, desde los grandes nombres de la fotografía a jóvenes talentos en ciernes.

Los aficionados encontrarán también una biblioteca con más de 30 000 títulos, una videoteca, una librería especializada con libros y revistas.

Completará la visita el café instalado en las salas abovedadas del siglo XVIII (abierto los fines de semana de 11 h a 20 h).

Más información sobre Maison Européenne de la Photographie

Museo Carnavalet: toda la historia de París

Musée Carnavalet, Paris © OTCP - Marc Bertrand

Érase una vez un edificio construido en 1548. Bajo el nombre de Carnavalet, se convierte en residencia de Madame de Sévigné en el siglo XVII. Transformado en museo histórico de París en 1880, Carnavalet narra las vivencias de la ciudad desde la Prehistoria hasta nuestros días. A partir de 1989, el museo, rodeado de jardines, se ha extendido al palacete vecino Le Peletier de Saint-Fargeau, una construcción que se remonta a 1688. Han sido necesarias no menos de cien salas para presentar una colección excepcional de pinturas, esculturas, muebles, objetos artísticos, testimonios, maquetas, decorados históricos reconstituidos y hasta canoas neolíticas en el invernadero de los naranjos…

Más información sobre Musée Carnavalet - Histoire de Paris