Preguntas frecuentes

Todos los consejos prácticos y las respuestas a sus preguntas!

En el momento de reservar el hotel, no olvide preguntar si aceptan animales y en qué condiciones. La cantidad es libre y varía según los hoteles, aunque la horquilla habitual es de 5 a 15€ por perro.

Aporte todos los detalles, pues el hotel puede dejar fuera al perro si supera una cierta talla, por ejemplo. Los perros guía o lazarillos, de acuerdo con la ley, están autorizados en todos los hoteles y por su alojamiento puede cobrarse un suplemento.

La búsqueda detallada de nuestro motor le permite limitar los resultados a hoteles que acepten animales de compañía.

 Reserva su hotel

Aparte de los establecimientos de gran categoría, que dan la acogida y diversa documentación en varios idiomas, la práctica de al menos un idioma extranjero, generalmente el inglés, es obligatoria en los hoteles de dos estrellas o más. En los otros tipos de alojamiento, la práctica del inglés es habitual y no tendrá ningún problema para comunicarse en él.

En Francia, la corriente estándar es de 220 V con una frecuencia de 50 Hz, mientras que en los Estados Unidos y en Canadá, por ejemplo, es de 110 V por 60 Hz. Las tomas de corriente y los enchufes pueden variar según los países y entonces necesitará un transformador… No lo olvide, pues se arriesga a despedirse de su máquina de afeitar eléctrica o de su secador favorito ¡y el cortocircuito podría hacer saltar los plomos de todo el hotel!

Si se le olvida, no hay problema, lo encontrará fácilmente en tiendas de electrodomésticos y de bricolaje, así como en supermercados. Además, la mayoría de los grandes hoteles podrán proporcionarle uno. En Francia, los enchufes macho tienen dos clavijas redondas.

 Estándares eléctricos/vídeo

Los hoteles y apartahoteles pueden poner a su disposición una caja de seguridad en la habitación o en la recepción. ¡Muy práctica para guardar joyas y otros objetos de valor! También puede guardar copia de documentos de identidad, de este modo, si los pierde, podrá recuperarlos con mayor rapidez. El hotel es responsable de los objetos que le confía el viajero. En caso de robo o deterioro se le pueden exigir automáticamente responsabilidades al hotel, sin que sea necesario demostrar la desaparición, aunque el grado de indemnización es variable.

Si el robo o el deterioro se han producido en la caja fuerte del hotel o en recepción, y si los bienes se habían entregado al hotelero o a sus empleados, la responsabilidad del hotel es ilimitada y da derecho al reembolso total del objeto robado. Para las cajas fuertes de las habitaciones, en caso de robo, la responsabilidad está limitada a cien veces el precio de la noche. Finalmente, si la desaparición o deterioro es consecuencia de un caso de fuerza mayor (un rayo, por ejemplo) o de una falta del cliente (puerta no cerrada con llave), el hotel tiene derecho a declinar su responsabilidad.

¿Es extranjero y no habla francés? En París siempre encontrará alguien que hable un mínimo de inglés, primer idioma extranjero que se estudia en el colegio. Se esforzarán por orientarle en el idioma de Shakespeare, incluso en alemán, español, italiano o japonés, especialmente en los barrios turísticos, hoteles, museos y monumentos, transportes o grandes almacenes. París se desvive para que usted se sienta como en casa. En la Oficina de Turismo de París, los agentes de recepción y publicaciones multilingües están a su disposición.

Nada mejor que aprovechar una estancia prolongada para perfeccionar el francés y a la vez profundizar sus conocimientos acerca de nuestro país. Solo o en grupo, acérquese a alguna de las muchas escuelas de idiomas que, con gran eficacia, enseñan a superar los obstáculos de un idioma considerado difícil. Algunas incluso le ayudarán a organizar una estancia lingüística.

 Aprender francés

En las direcciones que encontrará en las fichas de nuestro sitio web, los establecimientos están situados bien en uno de los 20 distritos de París (75001, 75002…), bien en uno de los 8 departamentos cercanos a París (60, 77, 78, 91, 92, 93, 34 y 95).

La mayoría de las habitaciones para no fumadores las ofrecen las cadenas hoteleras. De momento, pocos hoteles parisinos ofrecen a sus clientes habitaciones para no fumadores, cada cual es libre de fumar en su habitación, si no hay prohibición expresa, aunque el hotel debe respetar las normas de ventilación. Los espacios comunes, como el comedor, el vestíbulo y los pasillos suelen ser áreas de no fumadores por regla general. Por lo que respecta a los Albergues de Juventud, en principio son para no fumadores en su totalidad.

Los operadores turísticos suelen ofrecen una mayor variedad de excursiones y con más frecuencia en temporada alta (del 1 de abril al 31 de octubre). Los cruceros comentados por el Sena también tienen mayor frecuencia y una mayor amplitud horaria durante este periodo.

La temporada baja es: del 1 de noviembre al 31 de marzo.

Depende del museo. Es aconsejable preguntar en cada museo con anticipación.