París Intemporal

Notre-Dame, las islas de la Cité y Saint Louis, el barrio latino… Visita del corazón histórico de París

Quien dijo que las piedras viejas eran obsoletas ? En el barrio latino y las islas de la Cité y Saint-Louis, el corazón histórico de París, las piedras son llenas de emoción, luz y penumbra mágica. Su caza de tesoros le llevará al pié del libro escuptado de la fachada de Notre-Dame, o bajo el cómic súblime de la vidriera de la Sainte-Chapelle.
Camine en el laberinto de las callejuelas de la orilla izquiera – antaño muy peligrosas – donde corrian los vendedores ambulantes, los engañabobos y los estudiantes. Puede también seguir el camino de Baudelaire y Camille Claudel, paseando bajo los hoteles particulares de la isla Saint-Louis.
 
En este paseó, cruzará a obispos, pájaros raros, tulipas en un mercadillo, una reina, algunas envenenadoras, y los girondinos reunidos por su último banquete en la Conciergerie.
También encontrará a científicos del Museum, mamutes, cerezos del Japón, aderezos del las bellas de antaño en el Hotel de Cluny, Galo-Romanes divertiéndose o bañándose y la santa patrona de París…Buen viaje.

1 Sainte-Chapelle

Sainte Chapelle, Paris © Thinkstock

Conocida por haber tenido entre sus muro a la Santa Corona de Espinas del Cristo, la Sainte-Chapelle está rodeada por espectaculares vitrales que dan la sensación de verdaderas paredes de luz. Estos vitrales han convertido la Sainte-Chapelle la joya del arte Gótico francés.

2 Musée du Moyen Âge - Thermes y Hôtel de Cluny

Musée national du Moyen Age, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Desde 1843, el museo nacional de la Edad Media reune dos maravillas de la arquitectura : las termas galo-romanas del final del siglo II y el la morada del los abades de Cluny, edificada en el siglo XV. Entre el patio y el jardín, el edificio principal y las alas auguraban ya de la forma de los siglos siguientes. El arte de la Edad Media destaca en la curvas del frontón, y aún más dentro, a través de las esculpturas, la orfebrería, las pinturas, las cerámicas, los tapizes, muebles y objetos del cotidiano. Entre la pequeña capilla de follaje esculptado y el sanctuario profano dedicado a la Dama del Unicornio, es una succesión de coronas de oro, marfiles bizantinos, túnicas de mallas.

3 Quartier latin (Barrio latino)

Fuente Saint-Michel, Paris © OTCP - Marc Verhille

En la orilla izquierda, alrededor de la universidad fundada en el siglo XII, los profesores y alumnos hablaban mayoritariamente latín. Si bien esta tradición se perdió, el nombre del barrio quedó. Al lado de la Sorbona, del Collège de France, de los prestigiosos liceos y de la biblioteca Sainte-Geneviève, se hallan editores, cafés para repasar freneticamente los exámenes y minúsculas salas de cinema independiente. Desde luego, la fuente Saint-Michel ya no es un lugar donde se encuentran solo estudiantes, pues fue invadido por muchos negocios, pero todavía está infundida por la memoria del Maestro Abélard y de las barricadas de mayo 68.

4 Antigua abadía real del Val-de-Grâce

Ancienne abbaye royale du Val de Grace, Paris © OTCP - Daniel Thierry

Antiguo hotel medieval del Petit Bourbon, la abadia real del Val de Grâce se edificó entre 1624 y 1669. La natividad de la iglesia, es la escultura más copiada de Francia y el ejemplo más acabado del arte barroco francés. Ahora, también se puede aprovechar de una programacion de conciertos y audiciones de órgano.

5 El Panteón

Le Panthéon, Paris © Thinkstock

Su cúpula es la cumbre del Barrio latino, y la plaza solemna en la que se erige tiene su nombre. Para sostener la divisa inscrita en su frontón « Por los grandes hombres, la patria agradecida », no se podía diseñar nada menos que este colosal templo cívico. Por una estraña ironía de la historia, este monumento dedicado a las liturgías republicanas fue encargado en 1744 por Luis XV, para celebrar a Santa Geneviève. Trás la Revolución, la basílica apenas acabada fue transformada en templo cívico en 1791, y luego fue definitivamente consagrada como panteón nacional en 1885, durante el funeral de Victor Hugo. En esta sintesis monumental del clasicismo griego y del estilo gótico, están tambien las tumbas de Pierre y Marie Curie, Alexandre Dumas, Jean Jaurès, André Malraux, Jean Moulin, Jean-Jacques Rousseau, Voltaire...

6 Rue Mouffetard y plaza de la Contrescarpe

Quartier Mouffetard, Paris © OTCP - Amélie Dupont

La bajada suave del monte Sainte-Geneviève, a lo largo de la rue Mouffetard, ofrece una excursión encantadora y rica de imagenes parisinas. La plaza pavimentada de la Constrescarpe está rodeada por restaurantes y cafés dando sobre una fuente de pueblo. El cartel « La pomme de Pin » del número 1 de la calle recuerda que había aquí un centro de cabarés. Allí empieza la parte medieval de la rue Mouffetard, que era antaño un paso obligado entre Lutecia y Roma, y es hoy en día un lugar de tentempiés baratos donde se encuentra la población alegre de los pubs y tavernas. Sin embargo se halla también buena comida en el barrio : bajo las fachadas abuhardilladas aparecen vitrinas de panes tradicionales y pasteles, embutidos, montes de frutas y verduras, hasta llegar el mercadillo muy animado al final de la calle, cerca del campanario de la iglesia Saint-Médard.

7 Arenas de Lutecia

Arènes de Lutèce, Paris © OTCP - Marc Bertrand

En los dos primeros siglos de nuestra era, cabían hasta 15000 personas en las arenas, para atender espectáculos de drama, comedia, peleas de gladiatores o de ferias. Las arenas constituían el núcleo de la ciudad galo-romana, con el foro y las termas. El anfiteatro fue discubierto en 1869, durante la abertura de la calle Monge, y ha vuelto a recibir… jugadores de partidos de futbol improvisados después de la escuela, aficionados de partidos de petanca y de momentos de farniente bajo el sol.

8 El Jardin des plantes

Jardin des plantes, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Se puede pasear entre las estátuas, los tilos de Rusia, los olivos de Bohemia y una veintena de árboles de más de cien años, el más anciano de los cuales es un cedro del Líbano plantado en 1734. En la cumbre de una loma llamada Laberinto, hay un mirador donde se puede besar, o abrazar la vista. Usted cruzará muchos alumnos de escuela acorralando dinosauros o iniciándose a la jardinería. También explorará los invernaderos calientes, el huerto pedagógico, el jardín alpino, la roselada, el jardín de lirios, y el jardín de rocas y saltaojos.

9 Muséum national d’histoire naturelle

Museum d'Histoire Naturelle, Paris © DR

Ha sido un lugar de paseo favorido de los parisinos desde….1640 ! En este año, el jardín real de plantas medicinales, creado por Luis XIII en 1633, se volvió el primer jardín público de París. Con la influencia de Buffon y de los hermanos botanistas Juissieu, fue ensanchado y dedicado a la investigación. Lo nombraron Museum National d’Histoire Naturelle en 1793, y le añadieron galerías de exposición en los siglos XIX y XX. Los 23 hectáreas del dominio florecido del Museum reunen con harmonía la ciencias naturales e el algodón de azucar del quiosco de golosinas. Pero que se hace en este jardín ?

10 Institut du monde arabe

Institut du Monde Arabe © OTCP - DR

La civilización arabo-islámica tiene, desde 1987, su magnífico edificio de vidrio y acero diseñado por Jean Nouvel y Architecture Studio en el centro de París. Detrás de celosías móbiles que se abren en función de la luz del sol, se asocian la tradición y la tecnología. Una suavidad oriental ultramoderna emana del museo, de las salas de exposición, del auditorio, de la biblioteca y mediateca para jóvenes, del centro de idioma, de la libreria, del restaurante y del café literario. Se pueden saborear exposiciones temporales, té con menta y cuernos de gazela, conciertes, bailes y cinema, conferencias y talleres artísticos…

11 Les iles de la Cité et Saint-Louis

Ile Saint Louis, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Son la doble cuna de París, acurrucada entre los brazos del sena. Sin embargo son muy diferentes : en la Isla de la Cité, en un balé de uniformes y togas de avogados, se va de sitio en sitio, de edificio en monumento, plaza Dauphine, la Conciergerie, la Sainte-Chapelle, el Hôtel-Dieu, Notre Dame….El puente Saint-Louis es la frontera – a menudo musical – que separa este universo de otro mundo de hoteles particulares suntuosos y tranquilos. La Isla Saint-Louis, refugio de artistas y poetas, es también el reinado de los gastrónomos, como lo indican las fachadas tentadoras de los numerosos restaurantes, cafés, pastiserías y vendedores de helados.

12 Notre-Dame de Paris

Notre Dame de Paris | © Thinkstock

Su construcción coincidió con la elección de París como capital. En la plaza frente a la catedral, una estrella de bronce indica el kilómetro zero, centro del país. Este edificio emblemático del arte gótico es tan harmonioso que parece haber sido diseñado por un único constructor genial, mientras fueron muchos los que contribuyeron, del siglo XII al siglo XIX, cuando fue restaurado por Viollet-le-Duc. Esta catedral vió a Saint-Louis, descalzo, coronado con espinas en 1239, vió el sacro de Napoleón en 1804, y también la celebración de la liberación en 1944…Quizás usted podrá subir los 422 escalones que conducen a la cumbre. Como el Quasimodo de Victor Hugo, se enfrentará a las muecas de unas gárgolas, y verá, en la penumbra de madera del campanario, la campana de treze toneladas llamada Emmanuel. Con el corazón latiendo, contemplará París y las miles de flechas de sus edificios.

13 Conciergerie o Palais de la Cité

La Conciergerie, Paris © OTCP - Amélie Dupont

Este importante vestigio del palacio de los Capetos, es un buen testigo de la arquitectura civil del siglo XIV, con su sala de las Gentes de Armas, su sala des los Guardias y sus cocinas.

Reserve su activitad
Reserve su estancia